Nuevo blog

11 Ene

Este blog se muda de piel y dirección. La nueva URL es: cibermensaje.com

Introducción al hipertexto periodístico (1): preliminares

2 Nov


Algunas ideas se han apuntado ya, aquí y en otros blogs, foros y artículos, sobre la influencia del hipertexto en la configuración de los contenidos periodísticos. Se echa de menos, sin embargo, un trabajo que, a partir de las bases de este concepto, aborde sus distintas variantes prácticas y teóricas de una forma asequible e integral. Este texto no aspira a alcanzar por sí sólo este propósito, pero sí a avanzar en su búsqueda a través de la aclaración de sus principales conceptos, la conjunción de algunas de sus interpretaciones y la exposición de diversos ejemplos y consejos.

Esta iniciativa parte de la preparación de una breve sesión para la asignatura Producción Periodística de la Universidad Miguel Hernández (UMH). Debido a la extensión que el desarrollo de los aspectos ahí abordados podría alcanzar, y para favorecer la focalización y la profundidad, se ha dividido su contenido en cuatro partes. Aquí se presenta la primera, que se centra en presentar el contexto, los principios, los antecedentes y los horizontes del hipertexto periodístico. Las normas esenciales de la redacción, los cimientos de la arquitectura de la información y los senderos del cibertexto se repartirán, en este orden, en otras tres entradas de este blog.

Todos estos textos, como siempre, pero quizás más que nunca, están abiertos al diálogo y a la discusión. Porque tratan cuestiones que todavía se están explorando, sobre las que existen muchas lagunas y múltiples travesías, y porque sólo a través del análisis y la contraposición de todas estas visiones se puede seguir avanzando en su definición.

Contexto

Antes de afrontar directamente lo que la hipertextualidad supone para el periodista es necesario hacer referencia a la situación tecnológica, profesional y teórica en la que se mueve actualmente.

En primer lugar, hay que tener en cuenta la relativa inmadurez de la que la mayoría de los medios de comunicación todavía adolecen en internet. No es de extrañar, probablemente, cuando se recuerda que las pioneras experiencias digitales del Chicago Tribune y el San José Mercury News en Estados Unidos (y dos años más tarde El Temps y El Periódico de Catalunya en España) se desarrollaron hace ahora apenas dos décadas. Pero, sobre todo, esta juventud y esta falta de definición se explican porque no fue hasta los inicios del presente siglo cuando se experimentó la verdadera expansión y consolidación técnica de esta tecnología, y hasta hace apenas un lustro cuando se popularizó y socializó junto a la denominada Web 2.0. Y a todo esto hay que sumar las nuevas convulsiones que este entorno está experimentado por culpa de la crisis y el eterno debate sobre cuestiones como el modelo de negocio o la evolución de los dispositivos.

Fuente: Digitizing the news y http://www.usatoday.com/tech/

Figura 1: Portada de las secciones de tecnología del New York Times de 1998 y del USA Today de 2012 / Fuente: Digitizing the news y http://www.usatoday.com/tech/

Es innegable, como se observa en esta primera figura, que los cibermedios han experimentado una considerable evolución en el diseño y, en gran medida también, en el desarrollo profesional y productivo de la información. No obstante, como se comprueba también en la segunda imagen Sigue leyendo

Inmediatez, conectividad y confusión. Extensiones y barreras del debate en Twitter

19 Sep

Con frecuencia se afirma, y a menudo con solvencia, que la Web, y en concreto su versión 2.0, está fomentando una mayor democratización de la opinión pública gracias a la multiplicación y diversificación de los emisores y a la capacidad de apertura y almacenaje de sus plataformas. Sin embargo, esta abundancia de voces y opiniones no siempre es suficiente. De hecho, en determinados contextos, los efectos pueden resultar contraproducentes debido a la sobreabundancia informativa. Y, con frecuencia, gran parte de estas variables externas están relacionadas con los mecanismos empleadas para difundirlas.

Para ilustrar y analizar brevemente esta cuestión, tras un largo paréntesis veraniego, esta entrada se propone comprobar las potencialidades y las limitaciones de una herramienta como Twitter para este fenómeno, en concreto para el debate ideológico. Hace ya tiempo, se trató una cuestión parecida en relación con los comentarios de las noticias del Huffington Post. En esta ocasión, se ha seleccionado un hecho concreto: la tertulia que, sobre la libertad de expresión y el respeto a las religiones mantuvieron el pasado domingo, 16 de septiembre, cinco reconocidos tuiteros: Antonio Martínez Ron, Toni Piqué, Josu Mezo, Borja Adsuara y Jose Cervera. Este debate comenzó varios días antes, pero con el fin de acotar el objeto de estudio para poder extraer unas pocas conclusiones, se ha reducido la observación a esas 24 horas, en las que sólo estos participantes emitieron un total de 165 tuits.

Como se puede observar, la discusión comienza cuando Martínez Ron contesta, a medianoche, a un mensaje de Piqué de dos días atrás. Después de varias intervenciones seguidas del primero y de casi 15 minutos, éste último comienza a contestar a algunas de ellas:

Durante un tiempo, discuten con cierta coordinación, pero pronto se empiezan a intercalar conversaciones paralelas y, en ocasiones, de gran expresividad:

Unos problemas técnicos interrumpen el debate de madrugada, pero Martínez Ron sigue compartiendo ideas y datos con otros usuarios, hasta que entra en juego un tercer contertulio en esta disputa dialéctica: Josu Mezo.

Tras unas pocas intervenciones adicionales, el coloquio se cierra hasta que, a la mañana siguiente, Jose Cervera reaviva la cuestión y Borja Adsuara se une Sigue leyendo

La hipertextualidad del metaperiodismo: el enlace en los blogs de comunicación (III)

11 Jul

La estructura reticular constituye, desde la concepción del Memex hasta la expansión de Internet, el armazón del cibermensaje. El diseño de plataformas web y, aunque en menor medida, la composición de contenidos han ido adaptando y explotando el potencial de este sistema organizativo y discursivo. Pero además, gracias a la capacidad del hipertexto para abrirse al exterior, para enlazar con nodos creados por otro emisor, la información sobre una determinada cuestión también adopta con frecuencia este entramado.

El propósito de esta entrada es acercarse parcialmente a este fenómeno, a la forma de esa red que las distintas voces tejen a partir de lazos y filamentos. Se trata, por lo tanto, de intentar visualizar, dentro de lo posible, las características y las implicaciones que la vinculación de creaciones individuales sobre un mismo tema adquiere en el entorno digital.

El método empleado, como en una ocasión anterior, consiste en la confección y la posterior  interpretación de mapas conceptuales. Los objetos de estudio, como en la primera aportación de este proyecto, son los blogs que analizan la comunicación. Las diferencias, por tanto, se encuentran en el enfoque: en lugar de estudiar las publicaciones más recientes de este tipo de bitácoras, la selección de los posts se basa enel tratamiento de un tema común, con la intención de que se puedan observar con mayor claridad sus interconexiones. El asunto escogido es el nacimiento de la versión española del Huffington Post, una cuestión que, aunque ya ha sido abordada (y que espero evitar durante un tiempo después de analizar aspectos como la interactividad y la multimedialidad de este cibermedio), aquí no es más que un pretexto adecuado para este propósito por el interés que despertó en estos espacios especializados.

Fuente: elaboración propia a través de Popplet

Figura 1: representación de la red hipertextual creada por la blogosfera a raíz del nacimiento del Huffpost / Fuente: elaboración propia a través de Popplet

A partir de esta figura, que puede consultarse con mayor detalle en este mapa interactivo, se puede observar, a simple vista, que efectivamente la cobertura de un hecho concreto en un círculo determinado puede generar una red hipertextual. Sobre todo, a raíz de un gran nodo central: la red social Twitter. Esta plataforma, por medio de los perfiles de algunos de los actores principales de este acontecimiento y de declaraciones particulares, constituye, con diferencia, el principal nexo de unión entre los blogs de comunicación. De hecho, seis de las ocho bitácoras Sigue leyendo

La convulsión del Huffington Post y el germen de Materia (I)

13 Jun

Gran noticia es casi siempre el nacimiento de un medio. Sobre todo, si aporta algo nuevo o mejora lo que otros ya ofrecían. En los últimos días, el ciberperiodismo en español ha asistido a dos alumbramientos. El primero es un neonato que ya ha dado que hablar: El Huffington Post; el segundo, todavía un embrión que apunta maneras: Materia.

Aunque cualquier análisis serio es todavía prematuro, resulta difícil encontrar dos proyectos más dispares. Materia es una iniciativa anunciada por los responsables de la sección de ciencia de Público. El HuffPost, en cambio, consiste en un negocio impulsado a partes iguales por AOL y Prisa que aspira a exportar un modelo exitoso en Estados Unidos. Pero, como se verá, las diferencias sólo empiezan aquí.

En esta entrada, el objetivo es aproximarse a la propuesta de contenidos de estos dos ejemplos. Sobre la interactividad y el Pulitzer de The Huffington Post ya se ha hablado en este blog con cierto entusiasmo (prometo que no me pagan. No voy a ser más que sus blogueros). Esta vez seré algo más severo. Materia, como es lógico, es nuevo en este blog. Espero y confío en que no sea su última vez.

Fuente: elaboración propia a partir de esmateria.com y huffingtonpost.es

Figura 1: Cabeceras de Materia y El HuffPost / Fuente: elaboración propia a partir de esmateria.com y huffingtonpost.es

A estas alturas, quién no ha oído hablar del HuffPost y de su desembarco en España.  Sobre este cibermedio se ha afirmado que se distinguirá, entre otras circunstancias, por el uso de las redes sociales, por la agregación de información de la competencia y por compatibilizar el rigor con la inmediatez para hacerse un hueco en la Península y en Latinoamérica. Desde su estreno, no ha dejado de alzar la voz, aunque arrancase rogando silencio. El País, su medio hermano, lo definió como un fenómeno global, y hay quien lo ha visto como un atractivo proyecto, financieramente prudente y económicamente sostenible. No obstante, la mala acogida ha sido la nota predominante. Algunas se han fijado en detalles como las erratas y faltas de acentuación de sus titulares y muchas han resaltado las deficiencias en el diseño, que han llegado a tildar de cutre.

Las sensaciones, porque de momento son sólo eso, resultan sustancialmente distintas en Materia. Aunque llegó a ser Trending Topic de Twitter en España y su web se colapsó tras el anuncio de su lanzamiento, probablemente es mucho menos conocido. Aprovechando el perfil de su predecesor en Público en esta red social, el 24 de mayo anunció el lanzamiento de “una nueva web de noticias de ciencia, medio ambiente, salud y tecnología, que estará online en el verano”. Su objetivo: superar el olvido de los medios hacia la investigación y mejorar el pensamiento racional a través de publicaciones cercanas, claras, sencillas y rigurosas. Para algunos, este lanzamiento constituye un soplo de aire fresco ante la situación actual de la profesión periodística y la ciencia con muchas dosis de materia gris. Su directora, Patricia Fernández de Lis, ha afirmado que confían en convertirse en el medio de referencia de información científica y tecnológica en español, porque la democracia necesita más y mejor innovación y, por tanto, más y mejor información para contarla.

Dicho esto, vamos a intentar profundizar un poco más en la estrategia de contenidos de estos dos medios tan diferentes. Para ello, la idea es realizar una serie de breves análisis comparativos Sigue leyendo

La levedad y el peso del género ciberperiodístico: la forma tras la sombra y la hibridez

16 May

Figura 1: La sombra de la complejidad / Firma: Lhoretsë | Fuente: flickr.com

En un horizonte marcado por profundas transformaciones en ámbitos como la profesión periodística o la composición de la información, la teoría de la comunicación sigue viendo cómo se tambalean algunos de sus pilares elementales. Entre las múltiples aristas de estas alteraciones, la disolución de los contornos de los conceptos y los esquemas hasta hace poco estables se ha convertido en una de las más determinantes. Y dentro de estas mutaciones, una de las más trascendentales es la que hace referencia a los interrogantes sobre la configuración y la existencia de los géneros.

No se trata de un fenómeno nuevo, ni probablemente más consistente que en otras ocasiones. Sin embargo, el momento en el que se manifiesta le otorga una relevancia especial, porque el periodista, los medios y gran parte del sistema informativo se enfrentan a mayores retos económicos, sociales y epistemológicos que nunca. Por eso, este texto espera ofrecer algunas pistas sobre la reconfiguración y la pervivencia de este renovado panorama.

La esencia de las clasificaciones teóricas

Los géneros periodísticos constituyen modelos textuales con unas determinadas convenciones estilísticas y discursivas que,  según Javier Díaz Noci y Ramón Salaverría, permiten establecer pactos de lectura entre emisores y receptores. Kevin Crowston y Marie Williams consideran que el interés por clasificar los discursos ya estaba presente en la retórica clásica, en tiempos de Aristóteles, hasta que estudiosos como Van Dijk reconocieron al menos tres grandes categorías generales: la narrativa, la argumentativa y la poética, tal y como añaden Alejandro Ulloa y Giovanna Carvajal.

Lorenzo Gomis explica que, en gran medida, la articulación de estos modelos teóricos surge a partir de las teorías literarias. En el periodismo, a raíz de las corrientes teóricas anglosajonas, la clasificación de los géneros se ha sustentado en la distinción entre los hechos, sometidos a la exigencia de la no-intencionalidad, y los comentarios, desarrollados, según Martínez Albertos, bajo el “imperio deontológico del juego limpio”. Más adelante, a éstos se sumó la interpretación, ubicada en medio en los anteriores, para desarrollar una nueva perspectiva, desde el punto de vista de Luisa Santamaría y María Jesús Casals.

Prototipos textuales en los cibermedios

Como ocurrió tras el surgimiento de los soportes audiovisuales, según apunta Olga Álvarez, el desarrollo de las tecnologías digitales ofrece nuevas oportunidades comunicativas que están reconfigurando muchos de los mecanismos de transmisión de información Sigue leyendo

La imagen del dramatismo y la humanización. El vídeo en el Pulitzer de The Huffington Post

22 Abr
Fuente: huffingtonpost.com

Figura 1: Cabecera del reportaje / Fuente: huffingtonpost.com

El primer Pulitzer obtenido por The Huffington Post no ha dejado indiferente a nadie. Para algunos medios tradicionales, este premio constituye una sorpresa; para los más entusiastas, la edición de este año refleja “el brillo” del ciberperiodismo y, para los más críticos, este reconocimiento ha despertado “cierta sensación de desesperanza“. Es cierto que no es el primer medio exclusivamente digital que lo ha logrado (ProPublica lo hizo en 2010) y que David Wood, el autor de este extenso reportaje, se había curtido durante décadas en la prensa escrita. Sin embargo, también es innegable que el trabajo galardonado es el único que se produce en un medio de gran difusión, que reúne gran parte de las principales características de los nuevos contenidos y que se concibe exclusivamente para su recepción en internet.

En cualquier caso, aunque este galardón ha sido utilizado para intentar zanjar cuestiones como el confuso enfrentamiento entre blogs y periodismo o para hacer referencia al inminente desembarco en España de este cibermedio, aquí vamos a centrarnos, como siempre, en la forma de sus contenidos. En otra ocasión, sobre este mismo ente emisor, se realizó un breve análisis sobre la interactividad de sus textos a través de los comentarios. Ahora, en cambio, el objetivo es estudiar los rasgos de sus vídeos. Evidentemente, la multimedialidad no es la única característica que merece ser abordadas en este trabajo periodístico, pero sí una de las más relevantes. Porque, a diferencia de lo que ocurre en muchos de los contenidos digitales, la imagen en movimiento ocupa aquí un lugar preferente y porque la utilización de este elemento ha sido fundamental para favorecer la narrativa y humanizar las estadísticas y datos aquí publicados Sigue leyendo